martes, 9 de septiembre de 2008

Cinco discos que marcaron mi vida

Si me preguntan cuál es mi escritor favorito, no dudo demasiado antes de responder que Alan Moore. ¿Película favorita? Los Inmortales (he visto muchas películas mejores, pero la nostalgia juega aquí una razón de peso). ¿Director favorito? Uhhh... ya me has jodido, me siento tentado a decirte Christopher Nolan, porque me encantan todas sus películas. ¿Grupo de música favorito? Para, para... no sabría decirte sólo uno.

Desde que tengo uso de razón hasta hoy, han ido pasando varios grupos que en un determinado momento de mi vida he considerado "mis favoritos". Desde aquel mágico momento en que descubrí a Queen, ha habido muchos grupos y estilos que han ido pasando, pero pocos se han quedado en ese podio de mis predilectos. Veamos cinco discos que, en distintas etapas de mi vida, han hecho historia.

Queen - A Kind of Magic
Debían de ser finales de los mágicos 80. Allá por el año 88 tengo los primeros recuerdos nítidos de mi vida. En ese año nació mi hermano, me regalaron a una perra que me acompañó durante muchos años (y que, imaginad por qué, se llamó Queen), me regalaron también un ZX Spectrum (regalo de mi abuela por la comunión), y conocí a Benjamín y Miguel Ángel, dos de los siete hermanos Orellana, que tanta influencia han tenido en mi vida (algún día de estos me dará por hacer un post sobre mi infancia y sin duda tendrán un protagonismo especial).

También por aquella época, mis padres compraron un aparato de video, y los viernes por la noche era el día de ir al videoclub a alquilar una película. Qué grandes eran aquellos tiempos, y cuántas horas de diversión me dio aquel aparato de video: Indiana Jones, los Gremlins, Regreso al Futuro, los dibujos de Superman de los hermanos Fleischer... y una película que marcó mi vida: Los Inmortales. Y no sólo fue la película, su banda sonora se me quedó grabada a fuego. Era obra de un grupo para mí entonces desconocido (tenía 6 años) llamado Queen. Y, para mi fortuna, a mi madrina le gustaban y tenía el disco en el que aparecían la mayoría de las canciones de la película: A Kind of Magic. Desde aquel momento, Queen siempre ha tenido un hueco muy importante en mi vida. Me introdujo en el mundo de la música rock, y cuando escucho a Queen hoy día, cada canción me lleva de vuelta a un momento de mi vida. Un álbum imprescindible.

Guns N' Roses - Use Your Illusion I & II
No sabría poner uno de los dos en primer lugar. Debe de ser cerca de 1992. Tengo ya 10 años, y doy clases particulares para aprender a tocar la guitarra. Mi prima, a quien también la encanta la música, me enseña los acordes de una canción que no conocía: Don't Cry de Guns N' Roses. Y por supuesto, cuando voy a hablar del grupo a los Orellana, ellos los conocían y eran fans suyos, y me dejaron el Use Your Illusion II. Tenía un equipo de música de doble pletina, con el que empecé a copiar las cintas que me dejaban, y me compré un walkman para poder llevar mi música encima (con un par de cintas de cassette en la riñonera, dónde estaban entonces los iPod). Ni sé cuántas veces escuché la cinta en una semana, y en cuanto volví a ver a los Orellana el fin de semana siguiente, me hice con el resto de su discografía. Y además que, coincidiendo con mis primeros pinitos con la guitarra, me monté un grupo con Benjamín y Miguel Ángel, al que llamamos Fire Demons (sí, con 10 años).

Metallica - Black Album
Será un año después de mi euforia por los Guns N' Roses. Las cadenas esas de tiendas de todo a 100 pesetas están empezando a proliferar en mi Santander natal, y yo que todos los fines de semana me acerco a la ciudad (vivía en un pueblo a 12 km), me dedico a recorrer los Todo a Cien con Benjamín y Miguel Ángel buscando sobre todo material de dibujo (ya éramos adictos al cómic por entonces). Una de las veces me hice con tres cintas de cassette vírgenes, y les pregunté qué tres discos de su colección escogerían. Me dieron tres de Metallica al azar: Kill'Em All, Master of Puppets, y ...And Justice For All. Por supuesto que los tres discos me entusiasmaron, y ya tenía un nuevo grupo al que seguir los pasos. Muy poco después, en un programa de la televisión apareció el videoclip de The Unforgiven. Me enamoré de la canción al instante, y tenía que hacerme con el disco. Como hacía poco que teníamos reproductor de CD, aproveché para hacerme con el compacto del Black Album, y la cantidad de temas inolvidables que encontré allí es enorme.

Nirvana - Nevermind
A mí todo el movimiento de Nirvana me cogió un poco tarde, pero a pesar de ello la banda de Kurt Cobain definió una etapa de mi vida. Estuve un poco ajeno a todo el movimiento nirvanero a principios de los 90; había escuchado de ellos poco más que el Unplugged in New York, y ni me había dado la oportunidad de escuchar a fondo Smells Like Teen Spirit. Cuando mi amigo me dejó Nevermind (yo debía tener unos 17 o 18 años), descubrí un sin fin de matices y experiencias en este grupo. Lejos de florituras técnicas, la guitarra de Cobain gritaba sin piedad lo que le dictaban sus tripas. Llegué a obsesionarme con el carisma de este personaje, y a pasarme horas leyendo entrevistas y biografías suyas en internet.

Oasis - (What's the Story) Morning Glory?
Al poco de mi etapa nirvanera, comencé a perder mi religiosidad hacia el rock y no tuve reparos en adentrarme en senderos más poppies. Oasis pegaba muy fuerte entre mi grupo de amigos, y solía amenizar nuestras fiestas universitarias. Comencé a descubrir cantidad de temas de este grupo que me encantaban (por entonces aún no se habían perdido del todo), y me hice con el que supuestamente era su disco más famoso: (What's the Story) Morning Glory?. Se trata de un disco prácticamente redondo de principio a fin, y aunque ya no sigo a este grupo, me siguen encantando sus primeros trabajos.

Y hasta aquí llega este repasillo nostálgico. Quizá otro día haga uno sobre cinco cómics que han marcado mi vida (aunque en este caso quizá tendría que poner alguno más).

5 comentarios:

lasaga dijo...

macho, al igual que tu te dejas llevar por la nostalgia, yo me dejo llevar por las emociones. Y no puedo dejar de sentir nauseas respecto a esta lista musical, salvo Queen, claro (ya sabes, subjetividad).
Los guns... pero que coño de mierda... ya investigaré sobre cual de los Orellana tuvo ese trastorno en el paladar y le echaré una buena bronca, jeje.

Tengo más esperanzas en los comics la verdad jeje, si es que tu y yo musicalmente...

Jedive dijo...

jajajaja... pues joder, a todos les encantan los Guns N' Roses, pero probablemente fueron Chechu y Miguel los que me viciaron jeje. Lógico que te parezca una mierda de lista si no te gustan estos estilos.

lasaga dijo...

Si no es porque no me gusten tio, es que les odio. Si me pones los Rolling (que ni fu ni fa), o George Michael, o Iron Maiden... po vale, no digo ná... pero es que has puesto unos que les tengo una tirria de la ostia jajaja, solo faltaría el canto del loco en lugar de Queen pa hacer un completo.
A Chechu ya le he echao la bronca, ya pillaré al Miguel jeje

Saquitumi dijo...

Bueno pues aquí estoy visitando tu blog. Soy el "Frikipajillero" del hilo de TDK del blog de Lasaga... Veo que compartimos gustos. Aunque en el tema musical intento picotear un poco de todo el mejunje sonoro que ofrece el mercado. Puedo disfrutar de auténticas veladas casposas con música de Marisol, Rocío Dúrcal, Raffaella Carrá, etc; o marcarme sesiones de ruido infernal con Nine Inch Nails, Brujería, Aphex Twin, etc... Pasando por clásicos del pop y del technopop de los 80 como Yazoo, Depeche Mode... y muchas cosas más a cual más rocambolesca, ya me iréis conociendo... No está mal tu selección, pero de los "Guns" de momento con el grandes éxitos voy sobrado, y con Oasis me pasa otro tanto de lo mismo, tienen sus momentos...

Saludos!

Jedive dijo...

Jeje gracias por el comentario Saquitumi! Bueno, la verdad que yo todo que escucho entra dentro del pop y el rock. También me gustan bastantes compositores de bandas sonoras. Te puedes imaginar: Vangelis, Morricone, Williams, Elfman...